miércoles, 5 de diciembre de 2012

¿Qué es la novela gráfica? ¿Existen títulos para niños?

Publicado por Ana Rodrigo en 17:27
Tratar de acercarse a la novela gráfica con el objeto de delimitarla conceptualmente, es una tarea difícil, ya que nos encontramos ante un género nuevo, que aún se está definiendo.

Cuando hablamos de una novela gráfica como traducción del término compuesto graphic novel heredado de los EE.UU., nos estamos refiriendo esencialmente a un tebeo que contiene una obra de historieta monográfica con sello de autor, sea éste singular o colectivo. “Novela gráfica” significa un movimiento y no un formato editorial comercial, que tiene una antigüedad de aproximadamente 30 años, y consiguió salir de su ostracismo cuando se le otorgó el Putlizer a un cómic como Maus, de Art Spigerlman, y se coló en los suplementos literarios de cualquier país.

¿Pero qué diferencia a la novela gráfica del cómic y la novela ilustrada? Pese a llevar el nombre de “novela” no estamos ante una novela literaria tradicional, y por tanto no es una versión ilustrada de una novela tradicional. ¿Y qué la diferencia con respecto de una novela ilustrada? Que en la novela gráfica hay una pretensión de que el lector sea una parte implícita dentro de la conformación de la historia; el lector se conforma como una fuerza activa que ha de interpretar todas las imágenes que acompañan al texto hasta dilucidar todo aquello que esconde de verdad la obra. El hecho de comunicar un relato la hermana a la novela pero su funcionamiento difiere del texto literario en ritmo, en el uso del tiempo, en la cinética, en la construcción y evolución de personajes, en su adquisición por parte del lector. Pero pretender interpretar una novela gráfica separando lo novelístico de lo pictórico constituye una aberración, porque las imágenes de un cómic se hallan subsumidas en el discurso textual.

Como género con características propias, la novela gráfica emerge y se distingue del cómic a partir de los últimos años sesenta. La novela gráfica es resultado del refinamiento del cómic que fundamentalmente estaba pensado como un género editorial para lectores precarios, una literatura barata de consumo, impresa en papel de mala calidad para tirar después de leer. La novela gráfica supone una renovación integral del cómic, con ella se pasa de la gran épica a la metarreflexión más consciente junto a una rehabilitación estética. Algunos artistas sintieron que había posibilidades muchísimo más altas y las quisieron explotar, principalmente en Francia con el bande desinée, en Bélgica y EE.UU., entonces se empezó a desarrollar un tipo de literatura que ya no estaba destinada a lectores precarios, sino que buscaba un público más refinado.

Podemos concluir, que la novela gráfica es un género independiente, derivado del cómic, que no nace como respuesta a la creciente demanda de entretenimientos visuales y que tiene valores propios, donde el texto y las imágenes se crean de manera simultánea.

Conforme se consolida editorialmente este género, empiezan a cubrirse distintos nichos de mercado. Uno de ellos, fundamental para la industria del libro por su capacidad de generar nuevos lectores, es el de los comics para niños. Atrás quedan los tiempos en los que los comics se consideraban un mero entretenimiento sin valor literario o artístico. La llegada de la llamada “novela gráfica” ha desterrado para siempre esta idea. No todo es Asterix o Tintín, las colecciones por excelencia que todo niño debe leer. Hay mucho más allá, y mucho más complicado de clasificar. Obras como "Carlitos y Snoopy" fueron evolucionando a lo largo de los años. De manera similar, "Calvin y Hobbes", las aventuras de un niño y su tigre de peluche, pasó de ser una tira cómica sin más a incluir innumerables pensamientos críticos acerca del arte, así como numerosos dilemas morales y existenciales, sobre la vida, la muerte y la responsabilidad del individuo acerca de la responsabilidad sobre sus actos.

Entre algunos de los títulos recientes creados para niños podemos citar: Torni Yo, de Carlos Trillo, Eduardo Maicas y Gustavo Sala; Niko & Miko, de Javier Rovella; Yo, Elvis Riboldi de Bono Bidari; Bone de Jeff Smith; Dani Bocafuego de Ursula Vernon, a partir de 7 años; o La invención de Hugo Cabret de Brian Selznick , donde las ilustraciones (mudas, sin ningún texto en sus primeras 21 páginas) son parte esencial de la narración, de la acción.



Para saber más...
GARCÍA, Santiago "La novela gráfica" .- Bilbao : Astiberri, 2010
GARCÍA, Luis (coord.). Del cómic a la novela gráfica
CAMPBELL, Eddie.Manifiesto de la novela gráfica
"Diez novelas gráficas para iniciarse en el noveno arte"

Share/Bookmark
 

Recursos para bibliotecas infantiles y juveniles Copyright © 2010 Designed by Ipietoon Blogger Template Sponsored by Online Shop Vector by Artshare