domingo, 8 de abril de 2012

Anuario Iberoamericano sobre el libro infantil y juvenil 2012

Publicado por Ana Rodrigo en 23:03
La Fundación SM ha publicado el Anuario Iberoamericano sobre el Libro Infantil y Juvenil 2012, una obra que, a lo largo de sus 14 capítulos, ofrece una panorámica sobre la realidad del sector en Iberoamérica, y profundiza en la situación que ésta vive en cada uno de los nueve países en los que SM se encuentra presente: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, España (incluyendo información sobre las publicaciones en catalán, gallego y euskara), México, Perú, Puerto Rico y República Dominicana.

Se trata de una obra colectiva realizada por destacadas personalidades del mundo de la Literatura Infantil y Juvenil (LIJ) y, aunque comenzó a publicarse en el año 2004, con esta edición inicia una nueva andadura, ya que, consciente del crecimiento, tanto en calidad como en cantidad, que este tipo de literatura está experimentando en España y Latinoamérica, a partir de ahora amplía su ámbito de análisis e investigación a Iberoamérica.

Antonio Orlando Rodríguez, escritor cubano e investigador literario ha sido el responsable del capítulo introductorio del Anuario, donde pasa revista a todos los géneros: tradición oral, poesía, teatro, narrativa para todas las edadaes, el libro informativo y el álbum y, de todos ellos cita los títulos más relevantes por su calidad. A continuación anota algunas características de la LIJ durante 2011 en todo el territorio iberoamericano, incluida España. Habla de la gran diversidad en temas, géneros, tratamientos y niveles de calidad, así como de las marcadas diferencias, tanto en el volumen de títulos como en su valor artístico entre los diferentes países.

2011 reafirmó la naturaleza artística de esta literatura y su independencia de la tutela pedagógica, aunque esta aún persiste, como si la transmición de valores o de mensajes formativos fuera la razón principal de existir de los libros y no el deseo de divertir, conmover o motivar. También pone de relieve la cada vez más importante incidencia de las editoriales independientes en la variedad y calidad de la oferta.

Otra característica es la sobreproducción, asociada con la proliferación de títulos de escaso mérito y la efímera atención que reciben las propuestas notables. El boom editorial no está respaldado por un boom equivalente de la literatura con valor estético y capacidad de permanencia, sobre todo en los países de América del Sur, Centroamérica y el Caribe sin una sólida tradición en la historia de su literatura para niños y jóvenes. A lo anterior hay que agregar el peligro de los best sellers provenientes de otras latitudes, con los que se intenta emular creando "obras-clones". Igualmente llama la atención sobre el preocupante descuido formal en la producción de distintas editoriales de Latinoamérica, que van desde la ubicación no correcta de las páginas legales a problemas de estilo, sintaxis y ortografía; por no hablar de cuestionables decisiones sobre la edad a la que se dirigen las obras o lo inadecuado de las ilustraciones que las acompañan.

Respecto a las nuevas tecnologías, tímidamente algunas editoriales han tomado la delantera y publicitan lanzamientos simultáneos de sus obras en versiones impresa y digital, y otras, han incorporado con cautela, la difusión de book traillers.

Por último, Orlando Rodríguez, enumera los diferentes premios convocados, así como los escasos estudios e investigaciones, las revistas y las web sobre LIJ.

Para hablar de las características y tendencias del sector en España se ha recurrido a la firma de Victoria Fernández, directora de CLIJ, quién comenta que 2011 se ha caracterizado por la continuidad, con un par de novedades que reslatar: en lo formal, la experimentación con los formatos digitales y la generalización de ediciones, paralelas a las de papel, de e-books y de aplicaciones para iPad y iPhone, y en lo literarrio, un regreso del realimso frente a la desgastada y arrolladora fantasía de la última década. Y, aunque el sector editorial infantil y juvenil, no parece ser, de momento, el peor parado por la crisis, el goteo de malas noticias acrecienta la incertidumbre: cierran librerías y revistas especializadas (Bloc y Educación y Biblioteca), bajan los presupuestos para compras de libros de las BPs, se suspenden Jornadas dedicadas a la lectura. Pese a ello Victoria Fernández apuesta por la resistencia de una industria fuerte, como la editorial, por esas otras pequeñas y anónimas resistencias de maetsros, bibliotecarios, asociaciones y grupos de ciudadanos, que día a día se empeñan en la defensa de la lectura.

Share/Bookmark

0 comentarios:

 

Recursos para bibliotecas infantiles y juveniles Copyright © 2010 Designed by Ipietoon Blogger Template Sponsored by Online Shop Vector by Artshare